viernes, 29 de mayo de 2015

Reflexiones: 1º Seminario MOOC en Universidad Virtual de Quilmes

Escribe


El 11 de mayo de 2015 se desarrolló en la Universidad de Quilmes (organizado por la UVQ) el 1º Seminario MOOC: posibilidades y límites para la educación superior. 

El encuentro fue presencial pero con transmisión en simultáneo. Aquí la grabación:


Fue una gran alegría haber podido "desvirtualizar" a Miguel Zapata (@MiguelZapataRos) a quien sigo en las redes desde hace varios años, y un referente en investigación y temas vinculados a educación y tecnología en educación superior y universitaria.

El seminario contó con la presencia de dos excelentes profesionales: Miguel Zapata (España) y María Elena Chan (México), quienes abordaron en sus presentaciones una muy buena síntesis de la situación actual de la enseñanza superior, como también de  tecnologías emergentes en el ámbito de la formación en línea. Luego, se abrió un espacio de  intercambio donde se compartieron preguntas, comentarios y opiniones de participantes  presentes en el auditorio, como también vía chat, twitter y redes sociales. 

El hashtag del evento fue #1ºSeminarioMOOC  y aquí una recopilación de lo sucedido y las repercusiones posteriores: 


Dejo también la presentación digital que utilizó Miguel Zapata en su exposición, que muy gentilmente compartió en Slideshare:



Finalmente, luego de participar de esta actividad, me gustaría compartir algunas ideas y vivencias generales de mi experiencia en los cursos abiertos, masivos y en línea (MOOC): 

Debo decir que como estudiante participé de varios cursos MOOC durante 2013 y 2014, ofrecidos en diversas plataformas como ser: Coursera, MiriadaX, Moodle, Wordpress.

Luego de la experiencia transitada, como oferta de formación, los MOOC prometen una ampliación en el acceso gracias a su “gratuidad” y sobre todo, una característica importante que los diferencia es que el acceso a los MOOC no está condicionado al acceso a la institución. Considero entonces que estos dos motivos son claves a tener en cuenta por las universidades al momento de pensar en los MOOC como una propuesta didáctica a incorporar en las carreras de grado en las universidades de América Latina.

Por otra parte, este tipo de experiencias son ejercicios experimentales que ponen a prueba otras formas de aprender con el uso de la tecnología. Si bien de aquí se desprenden nuevos roles que el docente asume, el punto en cuestión creo que sigue siendo qué implica aprender con apoyo de tecnología en este momento del siglo XXI.
 
Además, creo importante mencionar que existen ciertas habilidades requeridas para la participación en cursos como los MOOC, tales como: alta autorregulación de parte del estudiante, habilidades de uso de la tecnología que exceden lo social, una alta motivación, y también no hay que dejar de mencionar el idioma, dado que la mayoría de los MOOC están en idioma inglés, por lo que resulta que nos enfrenta a la brecha del idioma.

En cuanto al desarrollo de MOOC locales, resulta importante analizar cuál es el sentido de producir y cuál puede ser el camino razonable para cada institución. Para algunos puede ser solo una exposición (parcial) de su oferta formativa, con la intención que el alumno potencial experimente el estilo de trabajo de la institución antes de inscribirse. Para otras, puede ser parte de su portafolio de responsabilidad social, o también una alternativa para resolver problemas de nivelación específicos de sus poblaciones de estudiantes.

Acuerdo con Miguel Zapata en que los MOOC seguramente serán un producto híbrido con varias opciones metodológicas, que oscilarán entre los xMOOC puros, a una individualización basada en el perfil del estudiante y en la analítica que se haga en cada caso. Por otra parte, la división entre xMOOC y cMOOC ya no parece responder a la realidad de la evolución y de los efectos que los MOOC están causando.

En cuanto a las plataformas MOOC, en general, creo que refuerzan una lógica educativa cercana a la clase magistral convencional, en donde el aprendiz escucha al experto y luego contesta preguntas similares a lo expuesto. En este aspecto podemos preguntarnos si con los MOOC se trata de buscar nuevas metodologías de enseñanza o nuevas metodologías de aprendizaje. Aún así, creo que resulta prematuro hablar de un eventual reemplazo de una propuesta educativa digital por otra en abierto. 

Quizás sirvan para comenzar a debatir cuestiones de fondo como ser ¿por qué tenemos las metodologías que tenemos? ¿Cuáles conviene conservar y cuáles necesitan actualizarse? ¿Qué significa ejercer la docencia en los cursos en los que puede haber cientos de miles de estudiantes matriculados? 

El rol del profesor continúa siendo fundamental, a pesar de tender a minimizar la función del docente a causa de delegar su función a procesos automatizados o a la enseñanza entre iguales. Creo que sí existen otras funciones que pueden encontrarse más desagregadas como el de diseñador, mentor, facilitador, socializador, pero que son todas necesarias e importantes para generar una experiencia de aprendizaje de calidad y con presencia del docente. El proceso de aprendizaje implica tener en cuenta a aquellos que apoyan el proceso, por lo que la presencia del docente sigue siendo valorada en los MOOC, aunque los roles están en un proceso de redefinición. 

También es verdad que los docentes en línea deben asumir una evolución en su rol, haciendo emerger quizás nuevas pedagogías que respondan más y mejor a las exigencias de los nuevos escenarios. Para ello, el desarrollo profesional de los docentes universitarios será una exigencia en los próximos años.

En cuanto a la calidad, cuando estamos frente a un entorno tecnológico con información abundante que proviene de fuentes de todo tipo, en donde el estudiante puede operar en escala global sin la necesidad de un título profesional, es indispensable preguntarse qué es calidad educativa y cuál es el papel de las organizaciones tradicionales, tanto universidades como organismos regulatorios. Estos cambios y discusiones no creo que puedan resolverse en el corto ni mediano plazo. 

Ahora, me parece equivocado presumir que el simple acceso a cursos de determinada calidad equivale a una experiencia completa de formación en educación superior. Además, no basta con asegurar o evaluar el éxito de un MOOC por la multitud social que acumula, es decir, no hay que confundir masivo con éxito en un MOOC.

En cuanto a la acreditación, es un tema que continúa en discusión, y continuará dado que el efecto “titulitis” está muy instaurado en Argentina y América Latina.

Estas son algunas líneas e ideas para continuar pensando y profundizando, que me ha motivado este excelente encuentro....  


Tomado de Aplicaciones educativas en entornos virtuales con permiso de su autora

miércoles, 27 de mayo de 2015

Sobre la competencia digital docente: la comunicación y el feedback


Escribe Marta Merino


El INTEF  recoge en un informe el marco común de la competencia digital docente, que tiene como referencia el proyecto DIGCOMP (Comisión Europea), y  establece 5  áreas competenciales:

De estas 5 áreas competenciales las tres primeras son lineales (información, comunicación y creación de contenido) y las dos últimas tienen un carácter transversal (seguridad y resolución de problemas).

Aunque todas son relevantes me gustaría destacar la comunicación como una  de las áreas competenciales  que será clave para establecer una buena dinámica de aprendizaje en un entorno virtual.  En este sentido, tanto mi experiencia como alumna de diferentes actividades formativas en la modalidad de e-learning como en la coordinación pedagógica de diferentes proyectos me ha llevado a considerar que la capacidad del docente para crear entornos de colaboración, fomentar el trabajo cooperativo, acompañar el aprendizaje y  motivar  tiene una consecuencia directa en el resultado de la acción formativa

Un caso concreto donde el dominio de la competencia en comunicación se pone de manifiesto es en el momento de  proporcionar feedbacks  tanto individuales como grupales de las actividades propuestas.

En el contexto educativo el feedback permite a los alumnos mejorar su rendimiento en determinados aprendizajes y ofrece pautas de calidad para ello. El resultado de las investigaciones en este campo apuntan que un feedback adecuado debe ser (Nicol, 2010):

  • Comprensible: expresado en un lenguaje adecuado para los estudiantes.
  • Selectivo: debe señalar elementos concretos que el estudiante puede abordar.
  • Específico: debe realizarse en aquellas tareas donde sea necesario.
  • Oportuno: realizado en el tiempo adecuado para poder mejorar la siguiente actividad.
  • Contextualizado: enmarcado con referencia a los resultados de aprendizaje o bien criterios de evaluación.
  • Sin prejuicios: descriptivo más que evaluativo y centrado en los objetivos formativos.
  • Equilibrado: señalando los aspectos positivos , así como las áreas que necesitan mejoras.
  • Sugerente: permitiendo incorporar mejoras en tareas posteriores.
  • Transferible: centrado en los procesos y habilidades y no sólo en el conocimiento.
  •  Personal: referido a lo que ya se sabe sobre el estudiante y su trabajo previo.

Estas características aplicadas a la formación virtual hacen que el docente deba cuidar el lenguaje utilizado y que domine las características específicas del medio en el cuál lo realiza.  Si el feedback es  textual, como ocurre en la gran mayoría de propuestas, el formador deberá considerar todos aquellos aspectos que caracterizan el lenguaje escrito para que el mensaje que transmita  tenga en cuenta los puntos anteriores y consiga motivar, sugerir y fomentar  la autonomía del alumno.

De la misma manera las buenas prácticas relacionadas con el feedback se caracterizan por (Nicol y Macfarlane-Dick ,2006):

  • Facilitar la compresión de los objetivos de aprendizaje, criterios y estándares establecidos.
  • Fomentar la auto-reflexión en el proceso de aprendizaje.
  • Proporcionar información valiosa a los estudiantes sobre su aprendizaje.
  • Promover el diálogo entre docente y estudiantes en torno al aprendizaje.
  • Alentar creencias motivacionales positivas y la autoestima.
  • Ofrecer oportunidades para alcanzar el objetivo deseado respecto a la situación de partida.
  • Proporcionar información a los docentes que pueden aplicar en la mejora del desempeño de sus funciones.
Por ejemplo, si al proporcionar el feedback éste se relaciona con los objetivos pedagógicos los alumnos podrán ajustar y mejorar su aprendizaje.  O bien si el docente tiene una actitud provocadora  el alumno podrá explorar nuevas alternativas y llegar a la construcción de nuevos conocimientos.

En definitiva, la competencia en comunicación debe ser considerada como un elemento fundamental en aquellos entornos de aprendizaje donde  se quiera promover la mejora del rendimiento y la obtención de unos estándares  elevados de calidad del aprendizaje.  Además favorece la innovación educativa y facilita centrar el proceso de formación en el aprendizaje más que en la enseñanza.

Webgrafía

HAMERLINCK, John (2014). Formative feedback promotes deeper student reflection and learning. Minnesota Campus Compact. [Fecha de consulta: 27/04/15].
http://mncampuscompact.org/blog/2014/09/10/formative-feedback-promotes-deeper-student-reflection-and-learning/

HOUNSELL D. (2008). The trouble with feedback: new challenges, emerging strategies. Interchange . [Fecha de consulta: 27/04/15].
http://www.docs.hss.ed.ac.uk/iad/Learning_teaching/Academic_teaching/Resources/Interchange/spring2008.pdf

INTEF (2014). Marco común de la competencia digital docente V 2.0. [Fecha de consulta: 27/04/15].
http://educalab.es/documents/10180/12809/MarcoComunCompeDigiDoceV2.pdf/e8766a69-d9ba-43f2-afe9-f526f0b34859

NICOL, David y MACFARLANE-DICK , Debra (2006). "Formative assessment and self-regulated learning: a model and seven principles of good feedback practice". Studies in Higher Education, 31:2, 199-218. [Fecha de consulta: 27/04/15].
http://www.psy.gla.ac.uk/~steve/rap/docs/nicol.dmd.pdf

NICOL, David (2010). "From monologue to dialogue: Improving written feedback processes in mass higher education". Assessment and Evaluation in Higher Education, 35: 501-5017. [Fecha de consulta: 27/04/15].
http://www.law.uwa.edu.au/__data/assets/pdf_file/0006/1888485/Nicol.pdf

PAPPAS, Christopher (2014). 9 Tips to give and receive elearning feedback. Elearning Industry. [Fecha de consulta: 27/04/15]. http://elearningindustry.com/9-tips-give-receive-elearning-feedback




Tomado  de Ordenando la Red con permiso de su autora

lunes, 25 de mayo de 2015

Whatsapp, escuela de Community managers



Escribe Dolors Reig


Como profesora tengo entre mis tareas fundamentales que se me escuche (complicado) y que se entienda lo que digo.  Así, descubría hace poco, formando en Comunidades digitales, algo nuevo y creo que muy útil para todos/as los/as que nos dedicamos a eso de la dinamización de comunidades, reales o virtuales, páginas de Fb, perfiles de Twitter, etc.

Se trata de la utilidad de la que podríamos denominar “metáfora Whatsapp”, inspirada por una herramienta que ha convertido, desde su aparición, a cualquiera de sus usuarios, en aprendiz de Community manager.  ¿Llega alguien nuevo al grupo y queremos integrarle? Allí estamos utilizando técnicas típicas en dinámicas de grupos, mediación, relaciones públicas, etc, buscando intereses comunes del recién llegado con el grupo ya existente o algunos de sus miembros.

En Whatsapp también existen los “lurkers”, esos seres que pueblan internet ojeando soluciones, observando, monitorizando las respuestas de otros, sin atreverse o querer aportar nada a la comunidad. Evidentemente también hay gente que parece estar pero no está, que se mantiene en la comunidad porque se siente comprometida con su causa o gente, pero la silenció pronto ante la avalancha de mensajes que no tiene necesidad o ganas de leer.

Funcionan tanto en Whatsapp como en otros tipos de comunidad virtual la diversidad y la novedad, eso que siempre cuento en grupos creativos o de trabajo colaborativo de que la convivencia durante demasiado tiempo mina la eficiencia y las soluciones creativas del grupo. Los seres humanos queremos, por encima de casi todas las cosas, seducir (intelectual, estéticamente) a nuestros congéneres, siempre hasta el momento en que ya lo hemos logrado y ya no es necesario seguir dando lo mejor de uno mismo a los ya conocidos.

También aparece la figura del “itinerante” (gracias a mis alumnos de bibliotecas de la diputación de Barcelona por inspirarme el término), el personaje que forma parte de 24 grupos y que, aunque no tienen demasiado tiempo para implicarse demasiado en ninguno de ellos,  va trasladando de uno a otro ideas, bromas, reflexiones de valor. O la de mediador, esa figura que, perfectamente integrada en el grupo por su escasa conflictividad, se encarga de vez en cuando de salvar a los demás en situaciones de conflicto.

images 

En fin… imágenes con las que se identifican todos los miembros del grupo, lenguajes compartidos e innumerables elementos más completan la nueva situación de interiorización en lo informal de muchas de las bases de la dinamización de comunidades.

Como profesora observo el efecto de esta “educación whatsapp” en las aulas. Cuanto más jóvenes los alumnos, más fácil les resulta el trabajo colaborativo, que ahora incluso se incluye como tema a evaluar en las polémicas pruebas PISA.  Deberemos trabajarlo, modelarlo, extenderlo hacia objetivos de aprendizaje, creatividad y producción de conocimiento, pero parece que como ocurre con tantos otros avances facilitados por las tecnologías del ocio actual, la semilla está sembrada.



Tomado del Caparazón con permiso de su autora

viernes, 22 de mayo de 2015

RIED, Nº 18(2) - julio de 2015

Tabla de contenidos

Editorial
Publicar (casi exclusivamente) en revistas de impacto
Lorenzo García Aretio

Monográfico
La filosofía educativa de los MOOC y la educación universitaria
Esteban Vázquez-Cano, Eloy López Meneses

Visiones educativas sobre los MOOC
Julio Cabero Almenara

Accesibilidad y MOOC: Hacia una perspectiva integral
Alejandro Rodriguez-Ascaso, Jesús González Boticario

MOOC: ecosistemas digitales para la construcción de PLE en la Educación Superior
Mª Esther Del Moral Perez, Lourdes Villalustre Martínez

Criterios de calidad para la valoración y gestión de MOOC
Ignacio Aguaded, Rosario Medina-Salguero

Validación del Cuestionario de evaluación de la calidad de cursos virtuales adaptado a MOOC
Santiago Mengual-Andrés, Rosabel Roig-Vila, Carmen Lloret Catalá

La valoración de MOOC: Una perspectiva de calidad
Miguel Baldomero Ramírez-Fernández

Percepción de los participantes sobre el aprendizaje en un MOOC
Carlos Castaño Garrido, Inmaculada Maiz Olazabalaga, Urtza Garay Ruiz

Estudios e investigaciones
Perfiles docentes y excelencia: un estudio en la Universidad Técnica Particular de Loja, Ecuador
Ruth Marlene Aguilar Feijoo, Mª José Bautista Cerro-Ruiz

Políticas educacionais e formação continuada de professores em educação especial na modalidade a distância: análise das publicações na base de dados SciELO
Pâmella Stefânia Picinin de Mesquita, Sandra Eli Sartoreto de Oliveira Martins, Rosimar Bortoline Poker

La alfabetización mediática entre estudiantes de Primaria y Secundaria en Andalucía (España)
Ignacio Aguaded, Isidro Marín-Gutiérrez, Elena Díaz-Pareja

Educação a distância: Dificuldades dos tutores do primeiro curso licenciatura de Ciências Biológicas da Universidade Estadual de Maringá – PR
Thaise Francielle de Sousa Roth, Dulcineia Ester Pagani Gianotto

Comparación de la interacción oral de estudiantes de alemán L3 presenciales y online en una tarea de aula
Lucrecia Keim Cubas, Àngel Tortadès Guirao

Las TIC y las necesidades específicas de apoyo educativo: Análisis de las competencias TIC en los docentes
Inmaculada Tello Díaz-Maroto, Antonia Cascales Martínez

jueves, 21 de mayo de 2015

La sociedad se rompe...nace el "rizoma" de otra sociedad

Escrito por Juan Domingo Farnos (juandon)



LA SOCIEDAD SE ROMPE….NACE EL “RIZOMA” DE OTRA SOCIEDAD!
                                                                                     -SOCIEDAD DISRUPTIVA-
                                                                Juan Domingo Farnós (@juandoming)
                                                           pro
                                        __________________________________________
En una nueva sociedad deberán hacerse reformas estructurales racionales y una intensa lucha contra la corrupción, lo cuál originará otra concepción del estado que a su vez será más diversificado, sencillo y a su vez, operativo.

Para ello deberemos dar mayor fuerza a las corporaciones municipales-ayuntamientos-anulando a su vez las organizaciones e instituciones intermedias que lo único que hacen es recargar un sistema que de por si, ya no funciona.

Por medio de las tecnologías conectaremos a los ciudadanos con las estructuras y organizaciones necesarias para el funcionamiento cotidiano y para los grandes proyectos a medio y largo plazo. Tampoco a nadie se le esconde que el billón de euros que tenemos de deuda pública a más la “incontable” y poco transparente, deuda privada, es un escollo que si no “descavalgamos”, difícilmente podremos realizar cualquier cambio que sea por lo menos interesante. 

Lograr negociar una quita internacional, localmente no tendría ni sentido, posibilitarían filtrar “oxígeno” ya no a las arcas estatales, si no lo más importante, al bolsillo de las personas.

Pero nada de eso está sucediendo, las políticas liberales se han apoderado de la vieja Europa, las bajadas de sueldos medios llega incluso al 20%, con lo que las cotizaciones a la seguridad social son mucho menores, lo cuál hace que las pensiones también bajen (que remedio!) y todo ello arrastra a recortes en los servicios básicos: Educación, Sanidad, y Servicios Sociales.

Tampoco la gran solución social demócrata que años atrás “levantó” Europa, parece tener las cosas nada claras, todo lo contrario, la subida de impuestos que siempre ha recalcado la izquierda provocó un endeudamiento estratosférico, que ahora nos hace estar en vilo y con todas las dudas del mundo.

Con ello quieren revalorizar las pensiones, aumentar las prestaciones sanitarias, una mejora sustancial de la educación y todo con mayores recursos, así como mejores garantías sociales (ley de dependencia). Evidentemente un modelo basado en el gasto-endeudamiento, tampoco puede sostenerse, eso si, los derechos sociales siempre han sido mayores que con la derecha europea.

Estos modelos provocarán en los próximos años una “potente” lucha de clases, ya que con estas medidas, cualquiera de las dos, la clase media, no en sus “picos”, pero si en su parte central, con lo que la polarización entre ricos y pobres aumentará y, con este escenario será imposible bajar el paro, mejorar las condiciones de vida.

Los sueldos bajo y el despido casi “libre” que tenemos ahora, aún hace más insostenible la situación, no solo corto, si no también a medio-largo plazo y todo ello refuerza las posiciones de las empresas de no querer subir los sueldos, ya que con este escenario de costes bajos, pueden presentar cuentas de resultados más holgadas que las que tenían en los últimos cinco años, eso si, a cuesta de una sociedad empobrecida que pasa de “trabajar para vivir” a “vivir para trabajar”, de manera permanente.

Todo ello demuestra que esta sociedad no tiene argumentos de peso para innovar con lo que por lo menos debe mantener unas ciertas formas que causen el menor daño posible.
Pero como se visualiza, necesitamos otra sociedad, no otro sistema, queremos una sociedad que se base en las personas, no en lo que tienen esas personas, pero tampoco es de recibo economías de subsistencia las cuáles mantiene las sociedades durante un tiempo en modo “stan bye”, pero que a medio-largo plazo, provocan auténticos “cataclismos”.

Los Estados, con la semántica actual, deben desaparecer, ya que los estados politizados de ahora (democráticos, por supuesto) son “entelequias” del pasado, culturas que nos redirigen a tiempos casi remotos y a maneras de vivir anticuadas en su forndo y en su forma.

Necesitamos formas de vivir donde las personas no tengan que depender de jerarquías verticales, si no de posicionamientos horizontales y diversos, donde la diferenciación aporte valor en lugar de restar expectativas. Los derechos ya no irán separados de las obligaciones, los dos actuarán al unísono y uno sin el otro no tendrá razón de se, con ello conseguiremos una mayor igualdad de las personas como indivíduos y colectivos, pero a su vez una diferenciación particularizada que no les hará “perderse” por el camino, ni quedar excluidos o segregados, como sucede ahora.

De esta forma dispondremos de lo que necesitemos en cada momento, pero nunca lo que tengamos de más será a costa de quitárselo a los demás, este proceso será imposible con el planteamiento expuesto.

Hay que hacer muchos análisis, prognosis y diagnosis de manera permanente y continuada, pero siempre con diferentes puntos de vista no paradigmáticos, eso condicionaría nuestro funcionamiento: globales, diversificadas, por poblaciones, por recursos naturales, ….y entonces empezar a construir y diseñar una arquitectura plurivalente, que se pueda autoregenerar en cada momento y que nunca más deba pasar por procesos burocráticos que fomenten los impedimentos.

Las mismas Constituciones son escollos, por tanto no sirven, no hay que modificarlas, si no prescindir de ellas, no nos valen ya los “dogmas”, pero si las acciones causa-efecto, acción-reacción, si se llevan a puerto como hemos indicado. Para ello nos ayudaremos de la tecnología, de la inteligencia artificial…la cuál puede “dinamitar”, “romper” toda la burocracia actual existente y pasar a ejercer acciones inmediatas y ubícuas, con lo que la localización física y estática, quedará enterrada y pasaremos a una deslocalización móvil, como referente y manera de actuar de todos/as, eso si, siempre bajo la diversidad y nunca más con la uniformización.

De todo este planteamiento que va mucho más lejos que del económico, ya que realmente es el nacimiento de una nueva manera de vivir, (naturalmente habrá que ir desgranando todas las situaciones posibles que se devengan, así como anticiparse-gracias a las tecnologías- a otras que sin estar presentes hoy puedan surgir), derivarán en otros partados que concurriran de manera paralela y conectada entre si, como la educación, la formación, el trabajo, las relaciones sociales, el papel de las tecnologías. 

Este artículo quiere ser la “avanzadilla” de lo que será lo que denominamos SOCIEDAD DISRUPTIVA, la cuál construirán otras personas, ya no las que ahora están ocupando lugares de lideraje, responsabilidad…los cuáles seguramente no estarían por la labor de hacerlo, o por tener adquiridos ciertos “tics”, pero también porque los relevos entraman “higienes” necesarias en cualquier nueva etapa de la vida.

Si bien el planteamiento económico actual está basado en premisas equivocadas, tal como se ha demostrado por la propia comunidad internacional (paradigma equivocado), ya que para que exista recuperación y reactivación económica debe haber dinamismo económico y social, inversiones, bajadas de impuestos y aumento del consumo con lo que el trabajo afloraría, acceso a los créditos…, esto significaría ¿que no sería necesario refundar la sociedad? NO, se debe realizar igualmente ya que como solemos comentar, todas las innovaciones , por muy buenas que sean, llegan a “contaminarse”, por lo que en cada ciclo temporal hay que realizar disrupciones necesarias.

Los análisis en comunicación han solido afirmar que los medios digitales o nuevos medios, tienen características completamente nuevas, propias de estos e inexploradas por medios antecesores. Estas características son analizadas por nuestro autor, el cual decide hacer una profunda revisión, para comprobar que algunos de los aspectos más destacables de los medios digitales ya habían sido inventados previamente.

¿Qué de los nuevos medios es nuevo y que es viejo?

Los medios digitales se caracterizan por permitir la incorporación simultánea de diversos medios en un mismo soporte; a esto lo conocemos como multimedia, y se caracteriza por  incluir, imagen en movimiento, texto, voz, y música, todo en un mismo producto; esto es evidente en las aplicaciones Web o bibliotecas virtuales, pero si miramos con detenimiento, el cine también permite la instauración de varios medios a la vez; incluso Los manuscritos medievales iluminados, también incluían texto, imagen y gráfico. Es importante notar que la diferencia de los medios digitales es el poder incluir en la experiencia multimedia, el sentido del tacto, aspecto que por cierto, también es aplicable en televisión pero de un modo distinto.

El video, al estar planteado de manera secuencial no tiene la posibilidad de tener un acceso aleatorio a la información. Este tipo de acceso, en el cual el usuario tiene el control del tiempo, es  otra característica por la cual se han destacado los medios digitales; sin embargo, para el desconocimiento de muchos, hubo inventos a finales del siglo XIX que abarcaron el concepto de acceder de forma aleatoria a la información de una película. Thomas Edison inventó el disco fonográfico el cual permitía, mediante una “cámara espiral de registro de imágenes”, acceder a cualquier momento o fotograma de la película, de la forma en que deseara el usuario.

Lo nuevo.
La representación numérica de los medios digitales es un aspecto que hace de estos algo realmente novedoso, ya que la conversión de medios a datos informáticos permite reproducir sin ninguna degradación cualquier tipo de archivo. Lo irónico de esto, es que debido al interés primordial de mayor capacidad de almacenamiento y eficacia en el acceso, se suele deteriorar la calidad de los archivos para tener un óptimo manejo y una ágil transferibilidad de los mismos, lo cual permite crear un panorama en el que las copias digitales, frecuentemente, terminan con peor calidad que las copias análogas.

La Interactividad.
La interactividad es un concepto muy ambiguo, ya que este atributo se suele pensar como novedad propia de los medios digitales, cosa que para Lev es un error. La interactividad, la cual se puede definir como un proceso en el que participa el mensaje y respuesta de dos actores, es algo que ya ha sido propuesto por el arte mucho antes de la existencia de los medios digitales.

La representación semiabstracta, por ejemplo, requiere de una respuesta por parte de quien aprecia la obra pues de la reacción cognitiva depende que los datos puestos en la misma sean completados. Oro ejemplo es el happening y el performance, propuesto por dadaístas y futuristas. Estos modos de arte requieren la participación de alguien más, ya que no sirven de nada por sí mismos; es decir, si no hay respuesta activa por parte de quienes participan en la obra, no hay nada.

La interacción por lo tanto ya se ha venido experimentando, solo que mediante interacción psicológica, característica que la diferencia de la interacción física la cual se hace participe en los medios digitales.

Para concluir queda por citar a Lev para explicar la forma en cómo actúa en los usuarios de medios digitales, la interacción: “Se trata de un nuevo tipo de identificación, que resulta adecuado para la era de la información, con su trabajo cognitivo. Las tecnologías culturales de una sociedad industrial – el cine y la moda – nos pedían que nos identificáramos con la imagen corporal de otra persona. Los medios interactivos nos piden que nos identifiquemos con la estructura mental de otra persona. Si el espectador cinematográfico, hombre o mujer, codiciaba y trataba de emular el cuerpo de una estrella de cine, al usuario de ordenador se le pide que siga la trayectoria mental del diseñador de nuevos medios.”
img_lec10
juandon
Fuentes:
https://juandomingofarnos.wordpress.com/2014/01/15/cuando-la-innovacion-decae-aparece-la-disrupcion/ Cuando la innovación decae, aparece la disrupción! By Juan Domingo Farnós (@juandoming en twitter)
http://www.pinterest.com/juandoming/educacion-disruptiva/ Educación Disruptiva de Juan Domingo Farnós (@juandoming en twitter)


Tomado de Juandomingofarnos con permiso de su autor