sábado, 23 de junio de 2012

Quiero verte la cara...

Escribe: José Quintanal

     Uno de los elementos clave, que están cobrado importancia en la pedagogía actual, es la interacción educativa, en la que participan todos los agentes, protagonistas del desarrollo didáctico. Se habla de ella en términos de  comunicación socioemocional, lo que en cierto modo, le confiere carácter y sentido a esta relación. Lo que ocurre que, si se lleva a efecto basándose únicamente en la comunicación escrita, reduce el carácter emocional a la calidad expresiva del escritor, o a su voluntad por hacerlo de ese modo.

     La mayor parte de las interacciones que tienen lugar hoy día, en la enseñanza a distancia (EaD), suceden de este modo. Sobre todo, las que tienen origen en el estudiante. Éste, no siempre cuenta con los medios ni con los recursos o la formación necesarias. Pero en la otra parte, desde la perspectiva docente, quizás estos medios técnicos parecen ir enriqueciéndose, cada vez más, incluso en este sentido, para apoyar el mensaje con la transmisión sonora y visual del que emite, y se expresa. De este modo ya existen muchas de las clases que dictamos o impartimos a través de la red, y qué frialdad transmiten cuando son remitidas a documentos en formato texto, páginas web, publicaciones impresas, etc. Por eso propongo, pido, solicito, a quienes interese, a quienes gocen de entidad y protagonismo en la EaD, a quienes cada día, bajo esta modalidad, enseñan, trabajan, profesionalizan la educación, que tomen en consideración mi sugerencia de aportar ese matiz emocional a la relación formativa (que también es social). Y lo simbolizo en la expresión que titula este artículo: "quiero verte la cara", "porque quiero captar tus emociones, sentimientos, ilusiones, empeños,... Y también los matices que eres capaz de transmitirme cuando me hablas y me enseñas". Quiero que tu clase, ya sea en directo o grabada, tenga "vida", o emoción.

     Existen, como digo, medios y recursos que en el contexto de la educación a distancia pretenden, o persiguen, esa personalización de la interacción. Un ejemplo puede ser la ilustración de los foros con la imagen, fija, de quien se está expresando por ese medio. Pero no es suficiente. Hoy en día, la tecnología educativa también nos brinda medios  con los que asegurar que dicha relación goce de carácter dinámico:  la videoconferencia, una vídeoclase, chats de imagen, comunicación multicanal,... y otros muchos más. Una sencilla webcam y un micrófono, conectados a un ordenador con el software correspondiente, nos lo soluciona. A veces una simple cámara (hoy día hasta las fotográficas son grabadoras de vídeo), la tableta, o incluso el teléfono móvil, permiten poner en la red, en cualquier foro, nuestra palabra, acompañando la correspondiente imagen. Y hacerlo no resulta nada complejo. Modelos sobran, afortunadamente. El marco social que tiene quien dirige la Cátedra Unesco de EaD, a quien se destina este texto, es uno de ellos; pero abundan.

     Reivindico pues, mi deseo de verte la cara, o de veros; aunque haga la reivindicación así, por escrito, no renuncio a ella. Porque una imagen vale más que mil palabras. No obstante, prometo hacer el próximo llamamiento, o la siguiente reivindicación, enseñándote, enseñando, mi rostro, aunque no sea ningún dechado de virtudes. Lo haré por coherencia, y porque podáis captar mejor, la vehemencia que ahora estoy poniendo en este manifiesto.
___________________________________


1 comentario:

ADRIÁN RODRÍGUEZ dijo...

¿Quiero verte la cara?, que post tan sabroso, está lleno de "vida" y de mucha humanidad. Al respecto refiero algunos comentarios:

a) Ciertamente Profesor, los medios técnicos aplicados a la Educación bajo la modalidad a distancia, en la actualidad posibilitan la interacción síncrona y asíncrona de forma multimedia, donde la "cara", "la voz", "la palabra", "los gestos" (...) pueden apreciarse sin mayor dificultad. Creo que el punto puede estar en la disposición y en las cualidades de quien escribe, se comunica o interacciona con otros, otras. A veces nos encontramos con académicos y catedráticos que en sus escritos reflejan su pensamiento, pero de esa forma, como un "texto académico", con un lenguaje dirigido a la "comunidad académica", y allí es donde se inserta "la frialdad", a la que Usted refiere.

b) De alli que la "disposición" de quien escribe, redacta, se comunica, interacciona,... lo haga haciendo uso de los medios técnicos, no sólo para observar lo visible, oir la voz, sino lo implícito y connotativo que hay en ello, y agregaría "quiero verte la cara, porque quiero ver las líneas expresivas de tu rostro y la coherencia de tus palabras con ellas", "quiero verte la cara y escuchar tu voz, porque ello me da tranquilidad y paz, al saber que eres otro ser humano como yo, con fortalezas y debilidades".

c) De esta manera, un poco o bastante de ello dependerá de la disposición, pero también de las cualidades de quien se comunica, escribe, interacciona, pues, muchas personas pueden tener habilidades y destrezas para la escritura, pero para la comunicación verbal, oral, estás se ven reducidas. Habría que allí hacer un esfuerzo en complementar unas (la escrita) con otras (visual, oral), y desde allí responder a las necesidades y expectativas de los/as estudiantes en los sistemas de educación a distancia, del interlocutor/a o de quien interacciona a través del medio.

El Dr. Aretio, refería algunas preguntas, y decía ¿un reto para la Educación a Distancia?, particularmente considero que sí, en un mundo y una sociedad mediatizado, deberíamos apuntar a "vernos las caras", y lo que ello implica.

¿Convergencia hacia el b-learning?, habría que profundizar porque ciertamente las TIC cada día están cortando las distancias, y el post "quiero verte la cara", apunta hacia ello.

Como reflexión, cierto que los medios técnicos están posibilitando los canales y las vías para que la relación "cara a cara", entre los diferentes actores educativos, se materialise; sin embargo, son dos hechos diferentes que nos pueden llevasr a la ambiguedad, es decir, un hecho es que los medios técnicos proporcionen esa posibilidad, y otra es que se de en la realidad. Los medios técnicos, nos brinda el canal, pero, esa calidez humana, ese calor humano, el mirar al otro como un hermano, un amigo, una persona ansiosa de aprender, el escucharlo y escucharme a mí, el reflexionar y discernir juntos o colaborativamente, el respetar sus ideas aún cuando no las comparta, el disfrutar de su sonrisa y èl o ella de la mía, (...) eso no lo va a proporcionar los medios técnicos, Personas Sí, Seres Humanos Sí, Facilitadores/as, Asesores/as, ... de la Educación a Distancia Sí.

De esta situación, muy bien se podría derivar otro debate, "Quiero verte la cara para ver el rostro interior de tu yo y mi yo". Los que ejercemos esta humilde y significativa Profesión, sabemos que esa es una tarea de todos los días.

Saludos,

Adrián Rodríguez - UNA - Venezuela
@adrian_rodrigue