martes, 22 de mayo de 2012

Si publico que me lo copien


Wordle: publicar
Escribe: Carlos Bravo

El artículo fue publicado inicialmente en mi blog, con el nombre de "Sí publico me lo copian", pero con el último trabajo en el blog del Dr. Lorenzo García Aretio, pensé que podía publicar este artículo con un cambio en el título, aunque la esencia es la misma. Estaba a punto de publicarlo en este blog cuando leí el correo del Dr. Miguel Zapata que comunicaba también la publicación de todos sus trabajos.  Gracias a estos dos pilares de la educación por compartir y colaborar.

En un posgrado recientemente concluido, un participante me preguntó que si publicaba algo, cómo impedía que lo copiaran. Mi respuesta fue breve; no publicando.

Una vez publicado, las opciones de impedir la copia carecen de sentido, es decir siempre existen mecanismos para copiar y pegar. Además sí lo copian es una señal que el trabajo es bueno, que es de utilidad.

Soy del criterio que lo más importante es publicar nuestras ideas, exponerlas sin el temor a la copia. Por supuesto que me refiero a aquellas que son de dominio público. Guardarlas en la computadora no tiene sentido alguno. Es una muestra de egoísmo por una parte y de subvaloración a los demás. Entre esos dos extremos está el dejar de publicar esas ideas y es una demostración palpable que aun nos queda mucho camino por recorrer en la Web 2.0

Insisto generalmente en los cursos donde abordo el tema, que la Web 2.0 es la combinación de colaboración e intercambio. Colaborar implica leer y opinar en los espacios donde se escribe, ver videos, escuchar podcast, revisar presentaciones, entre otras formas de lectura. La colaboración muchas veces solo queda en el plano de la descarga.

Esta lectura permite apropiarnos de una información que podemos transformarla en conocimientos. En otras palabras nos servimos de diferentes personas, para construir nuestro conocimiento, fenómeno al que estamos acostumbrados. La casa y la escuela son los dos primeros lugares donde este proceso se produce y perfecciona.

La otra parte de la Web 2.0, el Intercambio es devolver esos conocimientos a otros que pueden aprovecharlos, creando los suyos propios en un proceso infinito.

Cuando no cerramos ese proceso y solo nos aferramos a bajar información, copiar videos, presentaciones y cualquier tipo de documentos, lo que equivale a una pobre colaboración, estamos ante una actitud egoísta.

David Bravo publicó en el 2005 un interesante libro denominado “Copia este libro” que narra numerosas acciones de las grandes compañías contra aquellos que copiaron o emplearon sus artículos, en especial obras musicales y literarias.

Por ello sí encuentra útil este documento, cópielo y sí desea descargar todo el blog lo puede realizar desde este enlace

Publicado inicialmente en http://366-dias.blogspot.com/2011/05/si-publico-me-lo-copian.html