lunes, 13 de julio de 2015

La calidad: De los LMS a los MOOC... y a la enseñanza abierta en línea

Escribe Miguel Zapata Ros

Desde 2003 he escrito una considerable cantidad de material sobre calidad y enseñanza abierta online en otros niveles, pero también haciendo referencia a los sistemas de gestión del aprendizaje universitarios. Sobre la calidad en docencia virtual. El modelo utilizado desde el principio ha sido  un modelo centrado en el aprendizaje, en los resultados de aprendizaje en su calidad.

Esta propuesta, al menos de forma directa,  no tiene que ver con otros modelos de calidad habitualmente utilizados en otras áreas de producción de bienes y servicios. Nos referimos a  las normas ISO, las que se conoce como modelo de "calidad total", es decir a modelos centrados en la satisfacción de los usuarios de los servicios, considerando de esta forma la educación como un servicio más. Es encomiable en este sentido el trabajo de Hilera (2008).
Este modelo que utilizamos es el que habitualmente se conoce como centrado en el aprendizaje , y es compartido, aparte de otros, por Carlos Marcelo (2009) y por mí (Zapata-Ros, 2009).

Un artículo está referenciado 56 veces en documentos sobre calidad y puesta en marcha de LMS, otro 44, otro 19, etc. No creo que deba renunciar a esto. Por tanto voy a seguir elaborando una propuesta en ese sentido para MOOC y enseñanza abierta online universitaria en general.

Pues bien existe esa gran cantidad de material y esa línea discursiva que impide que lo que consideraba calidad para los LMS o para la enseñanza basada en los LMS no lo sea en los MOOC. A esto naturalmente se añade todo lo escrito sobre diseño instruccional y calidad en los MOOC. Respecto de lo primero hay documentos míos en esta línea que se han utilizado mucho como referencia para otros, uno de ellos

La calidad que se exige a la docencia en los MOOC no es diferente en la parte que se atribuye a la educación en línea, a los rasgos puramente pedagógicos o de calidad centrada en el aprendizaje que se atribuía, o se exige aún, a los LMS. Obviamente salvando las atribuidas a los rasgos que por haber cambiado han asumido de forma transparente los entornos y affordances tecnológicas. Como por ejemplo es el carácter abierto tecnológico: No es exigible porque ya las plataformas son accesibles desde los distintos estándares (aunque recientemente hemos comprobado y experimentado que la estabilidad de las plataformas no es regular e igual en todos los navegadores, por tanto habría que exigir un estándar de estabilidad). 

Debe existir una línea de continuidad pues entre los rasgos que pedíamos de forma tradicional para la enseñanza online, y asumida para las plataformas LMS, y la exigible para los MOOC y argumentarlo basándose en las mismas razones que justificaban aquella.

Así por ejemplo en 2003 [(Zapata-Ros, 2003) citar y decir la influencia en modelos de calidad] establecíamos como rasgos e indicábamos en  sus correspondientes indicadores de calidad (estándares) con relación al rasgo de interactividad los que siguen. Rasgo que antes definíamos:
En definitiva un sistema será tanto más interactivo cuanto más posibilite el diálogo de los individuos entre sí ---de los alumnos con los profesores, de los alumnos con los alumnos, de los profesores con los alumnos y entre ellos,...--- o con el sistema de manera que cada intervención encuentre una respuesta, en función de su naturaleza, y que ésta sea diferenciada e inmediata. 
Indicadores que identifican la interactividad de un sistema, serían pues
1. Con relación al uso de las herramientas tecnológicas:
1.1 Tiempo, número y frecuencia de las respuestas
·        ¿Qué tiempo como máximo tiene un mensaje en ser respondido por un tutor, o en obtener respuesta desde el sistema?
·        Esto también es aplicable a una consulta a través de cualquier medio, o a la corrección de un trabajo o de un ejercicio.
·        ¿Qué número de alumnos y por consecuencia de mensajes e intervenciones atiende un tutor de forma simultánea?
·        ¿Con qué frecuencia intervienen los alumnos con sus preguntas o con sus intervenciones en los foros u otras formas de participación?
1.2 ¿Se utilizan modalidades de uso interactivo de los servicios de las redes?
·        ¿Se potencian los foros, y las herramientas grupales para emitir mensajes encadenados y con carácter de debate con un hilo conductor, respuestas, contrarrespuestas, etc. o simplemente para exponer trabajos, opiniones, etc.?
·        ¿Hay posibilidad de seguir el hilo de un debate o de rastrear las intervenciones desencadenadas por, o a propósito de, un tema mediante el almacenamiento estructurado de las intervenciones?
·        ¿Se utiliza la videoconferencia o el video-chat  de forma eminentemente expositiva o se utiliza para trabajo en grupo (telegrupo)?
·        Los cuestionarios web (form) se utilizan ¿para qué?, ¿se procesa la información? ¿cuál es el proceso? ¿se devuelve? ¿con qué tiempo?
2. Con relación a la planificación y a las distintas componentes curriculares:
2.1 Actividades:
Tiene que ver bastante con lo tratado en el apartado anterior y se refiere a la posibilidad de tener respuesta, el número, frecuencia y el tiempo de respuesta con relación a las actividades:
·        ¿Se recepcionan las actividades con un mensaje de acuse de recibo o con algún otro método?
·        ¿Qué tiempo como máximo tiene una actividad (o una consulta a través de cualquier medio, o a la corrección de un trabajo o de un ejercicio) en obtener un informe una nota evaluativa de un tutor, o en general en obtener respuesta desde el sistema?.
·        ¿Hay segundas réplicas o segundas correcciones? ¿o el proceso se detiene en la primera lectura y valoración?
·        ¿Qué número de alumnos y por consecuencia de mensajes e intervenciones atiende un tutor de forma simultánea?
·        ¿Con qué frecuencia intervienen los alumnos con sus preguntas o con sus intervenciones en los foros u otras formas de participación?.
2.2 Metodología, objetivos de formación, recursos y evaluación:
La interactividad en la evaluación permite detectar de forma matizada y diferenciada, con referencia a un momento concreto, la consecución o el grado de progresión en los objetivos de formación, o  la eficacia de las metodologías utilizadas o el adecuado uso de los recursos. De esta forma a partir de instrumentos específicos de evaluación de aprendizajes, a partir del análisis de las tareas y de las actividades podemos detectar la progresión personal en la consecución de los objetivos de aprendizaje. También con la ayuda de formularios y con el análisis de documentos y de mensajes, intervenciones o pidiéndolo explícitamente podemos obtener datos sobre la marcha de las actividades: grado de satisfacción, consecución de los objetivos personales con relación al curso, clima de grupo, y otras referencias que constituyen las informaciones a analizar en los procesos de evaluación formativa y de proceso:
2.2.1 Evaluación de aprendizajes
¿Se devuelve el análisis de las tareas y de las actividades realizadas? ¿con qué frecuencia?
2.2.2 Evaluación de proceso y evaluación formativa:
¿Existen de una forma metódica instrumentos para recabar la opinión de los estudiantes respecto de
·         metodología y estrategias docentes
·         recursos
·         clima grupal
Se utiliza para ello
·         la mensajería
·         formularios de respuestas abiertas
·         formularios de respuesta múltiple
2.2.3 respecto de la situación personal:
¿Existen de una forma metódica instrumentos para recabar la opinión de los estudiantes respecto de
·         expectativas personales
·         grado de satisfacción
¿Existen procedimientos o está previsto el análisis y la detección de situaciones personales previas al abandono?
¿Están suficientemente caracterizadas estas situaciones de forma que se puedan prevenir?

En próximas entradas continuaremos

Referencias.-
Hilera, J.R. (2008). UNE 66181:2008, el primer estándar sobre calidad de la formación virtual. Revista de Educación a Distancia, Número monográfico VII.  http://www.um.es/ead/red/M7/hilera.pdf

Marcelo, C. (2008, Diciembre). Cuestionario para la evaluación. Metodología e indicadores.  RED, Revista de Educación a Distancia. Número monográfico VII.-  30 de Diciembre de 2008. Número especial dedicado a la evaluación de la calidad en entornos virtuales de aprendizaje.Revisado en http://www.um.es/ead/red/M7/

Marcelo, C. (2009). La evaluación del desarrollo profesional docente: de la cantidad a la calidad. Revista Brasileira de Formação de Professores, 1(1), 43-70. https://www.researchgate.net/profile/Carlos_Marcelo/publication/233966640_La_evaluacion_del_desarrollo_profesional_docente_de_la_cantidad_a_la_calidad/links/0fcfd513c7011b5db1000000.pdf
Zapata, M. (2003). Sistemas de gestión del aprendizaje–Plataformas de teleformación. Revista de educación a distanciahttp://revistas.um.es/red/article/view/25661

Tomado de Redes abiertas con permiso de su autor