lunes, 1 de febrero de 2016

¡No creo que existan los 'superdotados', en mi clase no hay ninguno! ¿Estás seguro?


https://www.flickr.com/photos/leighty/3205944196/in/photolist-5TiivW-zwjg-2XWgpZ-8gjY7-Q4BL-5ViT5m-8CHjoC-8JJ2qs-ej5m7M-6JFtpx-7qJULo-8jfi5z-5B9FMf-4nGbec-AAU1Q-7znVEb-j3rmGb-3xoKtt-8i7XP-51abR4-6aPq9-6hTN3k-4GkCyD-9ypoye-tfyiD-8ZABze-8Dk6UX-4GkCnn-8PQetT-4CckKu-8KHGA9-fVed8-4VMrCH-4J4sYL-9HiRQo-xeAcf-9M6MsH-4NHB7F-gPYZJD-AU7b4-wUCUF-bpvPaC-BbZ7W-6hXWJA-awwsau-9sYFVS-39XZxq-4BYXfZ-9wTxTs-buqdk

Ya sabéis que escribir esta palabra-etiqueta que no tiene sentido alguno, me molesta, por eso la escribo entrecomillada.

Es cierto que muchos profesores siguen teniendo una idea un tanto..."chusca" de lo que es la capacidad, en concreto la alta capacidad y la frecuencia con la que se presenta, lo que denominamos técnicamente (como en medicina) prevalencia.

Sobre este particular ya escribí al preguntarme retóricamente: ¿Cuántos alumnos de alta capacidad hay en España? o en aquella otra entrada que titulé: ¿Qué pasa cuando identificamos en un centro educativo?

Esos post eran bien ilustrativos. En ésta os presento unos datos más, ejemplo de lo que pasa cuando un centro educativo se propone, en serio, identificar la capacidad de sus alumnos para el aprendizaje. Algo que, como señalé en otro lugar, deberían estar obligados a hacer de manera periódica todos los centros. Lo diré de forma más contundente aún: los centros que no lo hagan serán incapaces de desarrollar el talento de sus escolares; es decir, serán malos centros educativos.

Estos datos que os presento hoy, proceden de un centro escolar del que, naturalmente, no daré datos identificativos, que ha evaluado a todos sus alumnos de Primaria y Secundaria en sus capacidades verbales y de razonamiento cuantitativo (de acuerdo con el modelo de CTY). Y lo sigue haciendo con todos los los alumnos nuevos, pero no para satisfacer una curiosidad, sino para ofrecerles oportunidades educativas a la altura de sus capacidades.

En estas tablas que acabamos de elaborar esta semana, se han marcado en azul los alumnos que obtuvieron percentiles entre 90 y 94; a partir de 95 se han marcado en verde. He añadido unos círculos en rojo para resaltar algún alumno con percentiles muy bajos.

Aclaro, para los no familiarizados, que un percentil representa una puntuación en el test que sitúa al alumno respecto al grupo, indicándonos qué porcentaje de alumnos en el grupo de referencia tienen puntuaciones inferiores. O lo que es lo mismo, cómo de bueno es el rendimiento del alumno en la prueba. Los padres estaréis familiarizados con los percentiles porque suelen utilizarlos los pediatras para daros una idea del desarrollo del niño en altura o peso respecto a la población.

Pues del mismo modo, un niño que aquí (varón o mujer) tenga un percentil 97 significa que su ejecución en la prueba deja por debajo de sí al 97 por ciento de niños comparables a él o ella. Dicho de otro modo, lo sitúa en el 3% superior de rendimiento en el constructo que mide la prueba. Los percentiles, como se comprende, van de 0 ó 1 hasta 99 (con alguna excepción, como se ve en la tabla, que significa una puntuación anormalmente baja).

Observad por un momento la tabla que corresponde a un grupo de alumnos de 4º de primaria de este centro. Se pueden derivar de su análisis muchas cosas. Mencionaré unas pocas para no aburriros:

  •  En esta clase, en la que no se ha producido ningún tipo de agrupamiento o selección, hay cuatro niños que tienen percentiles iguales o superiores a 95, algunos en una parte de la prueba, otros en las dos.
  • Estos alumnos deben ser re-evaluados para comprobar cuál es su nivel real, pues es posible que el test esté presentando efecto de techo para ellos. Sobre este particular puedes leer esta entrada: "El corazón del Talent Search: el out of level".
  • Hay algunos alumnos que tienen una capacidad notable, en torno al 90%, quizá no tanta como los anteriores, pero seguro que apreciable y también necesitarán una adaptación a sus necesidades.
  • En el otro extremo están unos pocos que tienen una capacidad muy baja (círculos rojos) y que serán bien conocidos por sus profesores quienes seguro estarán dándoles un refuerzo y apoyo educativo apropiado.
  • Niños con capacidades tan dispares tienen velocidades de aprendizaje muy diferentes, posibilidades de aprender muy distintas, motivación e intereses diversos también. No, si lo que estás pensando es que no se puede segregar, olvídalo. Claro que no se trata de segregar, se trata deOPTIMIZAR el rendimiento de cada uno, de que cada niño o joven llegue a donde sus capacidades, intereses y motivación les permita. De eso va la educación, de optimizar el potencial de cada escolar.
  • Bueno no quiero hablar aquí de medidas, no es el momento, pero sí señalar una última cosa: los directivos de este centro que ya saben que no llega a todo, saben a dónde quieren llegar, no ignoran el problema, como tampoco lo hacen los profesores. Y ¿sabes qué?, ahora conocen cuál es la capacidad para el aprendizaje de este grupo. Y ¿sabes algo más?, ahora no pueden ni quieren actuar a ciegas, ahora atenderán a cada alumno de manera personalizada. De verdad, no de titular de folleto publicitario.
Debajo de esta tabla hay otra similar que te dejo para dos cosas: 1.- Que no pienses que habrá sido casualidad que este grupo fuese así y 2.- para que tú hagas el mismo análisis que he hecho yo, u otro mejor, que seguro que no te será difícil.

No disponer de estos datos es como volar sin visibilidad y sin instrumentos. ¡Es jugársela!

Nota para incrédulos irredentos: en esta evaluación que llevamos a cabo en todos los niveles de 4º de primaria de este centro, de 76 alumnos, obtuvieron percentiles 95 o superior, 10 alumnos. Entre 90 y 95 unos cuantos más. Es decir, en cada clase hay 3 ó más niños con alta capacidad.
Datos de capacidad verbal y matemática de un grupo de alumnos de 4º de Primaria

Datos de capacidad verbal y matemática de un grupo de alumnos de 4º de Primaria