lunes, 25 de abril de 2016

Vamos querido Sancho, que llegaron los monstruos Youtubers a Corferias en Colombia

Escribe Julio Ernesto Rojas


El día sábado 23 de abril ocurrió un fenómeno que impactó a mucha de la sociedad literaria colombiana. La feria del libro colapsó ante la presentación del libro del youtuber chileno de 26 años, German Garmendia. La logística de los organizadores de la feria fallo completamente, el evento terminó en caos con madres llorando porque en la multitud habían perdido a sus hijos, la policía tuvo que intervenir para ayudar a organizar pero finalmente el tema se salió de control.

Lo que siguió a esta Tsunami, fue un gran interrogante; ¿qué fue lo que pasó allí el sábado? un youtuber de 26 años arrasó con las entradas y la logísticas de la feria del libro, por encima de la tradición del país invitado (Holanda) y de grandes literatos y críticos invitados en diferentes salones a exponer su trabajo de muchos años en el campo de la literatura.

Ahora bien, ¿por qué el título este post?. Está relacionado con la tensión permanente entre la permanencia y la emergencia, entre la unicidad y la multiplicidad, entre el estancamiento y la creación. Todo ello, visto a la luz de lo que ocurrió el pasado sábado en la feria del libro en Bogotá-Colombia con el lanzamiento del libro de un youtuber.

El título se incrusta en el corazón del mito de la literatura hispanoamericana: El quijote, de Miguel de Cervantes Saavedra. ¿Quién no lo ha escuchado, cuantos no lo leímos en la escuela, quién no sabe, que junto con William Shakespeare, se constituye en el mito recordado cada día del idioma? Los clásicos.

Pero, ¿los clásicos tienen derecho a sepultar la emergencia de la contemporaneidad? ¿Acaso asistimos al mito de cronos, ese fiero dios que tragaba sus hijos, imponiendo su tiempo y su figura debido al terror de ser reemplazado por estos? Recuerden ustedes que esta historia se remonta a su padre Urano, quien comía a sus hijos debido a la terrorífica sensación que le causaba ser reemplazado por sus ellos.

Gea (la tierra) madre de cronos diseña una hoz para que este castrara a su padre y “paradójicamente” con ello, permitir la creación en la tierra (el cortador del cielo, en diversos mitos antiguos indoeuropeos el prefijo indoirani de esta palabra nos acerca a la palabra crear). A cronos le ocurre algo similar a lo que le sucede a su padre Urano; envuelto en la terrorífica sanción del oráculo que dictamina que será reemplazado por sus hijos, se dedica sistemáticamente a devorarlos para mantenerse.

Frente a la tiranía de Cronos con sus hijos, Rea en asocio con Gea, impulsa un plan para detenerlo y permitir nuevamente que surja la creación (recuerden que Rea significa “flujo, o líquido, tanto menstrual como amniótico”) Escondieron a Zeus; el sexto de seis hijos que Cronos ha tenido con Rea, y cuando creció e encargó de derrotar a Cronos, su padre.

No pretendo contarles toda la historia mitológica griega, por ello cerraré bruscamente este apartado mencionando que Zeus se convierte en el dios de la multiplicidad, el que permite que sus hijos vivan y creen de las más variadas y múltiples maneras, de hecho el procrea de las más variadas y múltiples maneras en la tierra (en forma de cisne, de lluvia etc.). Incluso permite la existencia de su padre cronos a quien finalmente envía como rey de las islas de los Bienaventurados. Es la multiplicidad rompiendo la tiranía de la unicidad: permite entender la unicidad como una ínfima cara del dodecaedro de lo clásico, que traga sus hijos para no morir con su surgimiento.

Este largo preámbulo tiene que ver con las diversas reacciones que ha suscitado la presentación del libro “opera prima” del videotuber o youtuber” German Garmendia. Este chico creó un exitoso canal de youtube que cuenta con más de 27 millones de suscriptores, en donde promocionó su primer libro denominado “Chupa el perro” a través de un video el pasado 5 de abril. El video ya tiene 6 millones de visitas.

El tema de German es filosofar sobre las cosas cotidianas de la vida contemporánea. Ofrecer consejos a chicos como él o más jóvenes (recuerden que nació en 1990, así que cuenta con tan sólo 26 años). Aquellos, que aún no saben cómo hacer en esta nueva sociedad plagada de cambios fundamentales en la comprensión de lo público y lo privado, lo local y lo global, el consumismo y la generación de contenidos, el fenómeno de redes que puede matarte si te encuentra en el lugar equivocado , en el momento equivocado etc.

German genera contenido para aquellos, a quienes los consejos de personas mayores de 40 años, que solo han podido construir una visión crítica de esta sociedad contemporánea, pero que no tienen ni idea que es “prosumer, cibercultura, networking, coworking, gamer, geek, troll, hacker, ebook, yotuber, videotuber etc, etc, etc.” Y como se expresa ello en cosas tan básicas como la comida, lo que dicen los padres a sus hijos, o tan serias como el bullying, NO LOS PUEDEN AYUDAR EN TERMINOS PRÁCTICOS.

A muchos les choca que haya gente que se crea psicóloga o filosofa a los veinte seis años sin tener doctorado, maestría y profesionalización sobre el tema. A muchos les choca que existan personas, que con un canal de youtube, (aquí entre nosotros, la gran mayoría sólo lo consume pero no lo entiende ni produce contenido en él) pueden tener el éxito que tiene Germán. Así lo describe el crítico de un semanario colombiano, apoyado en expertos que infortunadamente no menciona con nombre propio.

El éxito de estos pintorescos personajes no deja del todo conformes a diferentes expertos en materia de literatura. En redes sociales se pueden leer comentarios negativos sobre Germán Garmendia y en general sobre el fenómeno de los youtubers, sumado a esto no son pocos los tuiteros que han señalado que “el éxito de esta jornada de la feria es efímero y tiene que ver con libro con poco de fondo”

Seguramente, y de acuerdo con los expertos, esto es sólo una pesadilla momentánea. Despertaremos con más fuerza para decir “Vamos Sancho que los gigantes abundan y cada vez se vuelven más numerosos y peligrosos. No te dejes engañar sobre esas fruslerías de pacatos que nos quieren hacer creer que sólo son molinos de viento”

Por supuesto, realizo este escrito con el inmenso respeto que tenemos todos los hijos de la literatura hispanoamericana con don Quijote, pero, ¿acaso esta obra no es una burla de la numerosa y muy seria literatura de caballería que le precedió? ¿Acaso no leímos con reverencia al “Amadis de Gaula” o al “Cantar de Mio Cid”?

Cómo en el mito de Cronos, cortemos al padre sin eliminarlo, abramos paso a la multiplicidad de las formas emergentes en las nuevas generaciones, que muchos de los que pasamos de los treinta, no entendemos claramente. No tenemos ni idea que es lo que está ocurriendo allí y cuáles son las batallas que tienen que dar quienes las viven actualmente. Tampoco tenemos ni idea que formas de creación y de estética son posibles en estos nuevos escenarios.


Tomado de CIBERLAB- CULTURA con permiso de su autor