lunes, 27 de abril de 2015

Diseño instruccional del Mooc sobre PowerPoint

Escribe Carlos Bravo Reyes

Una de las problemáticas más complejas que presentan la preparación de actividades de capacitación es su organización. Por lo general se piensa primeramente en contenidos, en las personas que la impartirán, en la fecha y el local y después en sus objetivos. 

A partir de dicha secuencia surgen dificultades en la lógica interna del proceso, los participantes no siempre se sienten a gusto, o los capacitadores tienen una visión equivocada del público, o también suele suceder que seleccionan inadecuadamente métodos y medios, para una audiencia desconocida.

Para evitar lo anterior y tomar en cuenta que la organización de cualquier actividad de capacitación requiere de la aplicación de principios didácticos, es recomendable partir del diseño de esta actividad. Este se apoya desde el punto de vista didáctico en lo que se conoce por el Diseño instruccional.

Para construir el modelo propuesto para el Mooc: La presentación perfecta en PowerPoint no existe pero podemos acercarnos, partimos de considerar que el diseño instruccional implica tomar una posición a partir de la recogida de una amplia y variada cantidad de información, apoyada en teorías y paradigmas que permitan esclarecer las metas propuestas en el acto de aprendizaje.

La instrucción en su más sencilla acepción es la organización del proceso, dirigido a la construcción de significados en el individuo, es decir a su aprendizaje. Hemos pasado de las consideraciones de trasmisión de información a la construcción de significados. Estos significados están mediados desde lo social y lo instrumental y estos últimos, tanto físicos como signos. Es aquí donde las tecnologías de la información y comunicación juegan su rol más importante.

Su introducción no puede ser desde la visión de un recurso o medio, sino en la dimensión de contribuir a la construcción y reconstrucción del sistema personal de aprendizaje de cada individuo.

Cuando el diseño se dirige a cursos no formales, abiertos y en línea, su organización requiere de un andamiaje diferente, que se modifica aún más cuando se incorpora la masividad. El ideal a alcanzar es un grupo o comunidad donde se aprende de los demás, por lo que la principal fuente de información son los participantes.

El diseño del Mooc.

Partimos de considerar tres etapas decisivas en el diseño. La primera de ellas, la indagatoria está dirigida a recopilar la información necesaria que justifique la creación del Mooc. En ocasiones se suele crear el curso por intereses y gustos personales, en otras por favorecer a determinados grupos y no podemos negar un afán de lucro. 

En la primera etapa, los estudiantes que después tendrán el rol de profesores, aplicaron instrumentos clásicos de indagación para obtener la información necesaria. 
Por ejemplo en una encuesta aplicada a profesores y estudiantes se pudo verificar que la casi totalidad de los encuestados reconocen utilizar este medio, lo que ratifica la amplitud en su preferencia.
 Otra de las preguntas indagó por la frecuencia de su empleo, demostrando que es bien alta, lo que se corrobora con la respuesta a la pregunta anterior.
También se indagó por las preferencias para seleccionar el medio, obteniendo que estas no se concentran en los conocimientos sobre el medio, sino más en el gusto por el recurso y la facilidad en el manejo. 

El análisis de otras respuestas a la encuesta, además de las entrevistas ejecutadas a directivos universitarios, profesores y estudiantes ratificó el problema que se muestra en el esquema del diseño del Mooc. 

Sobre esa base se siguió el camino de la determinación del objetivo y la conformación del equipo de trabajo, que como en anteriores Moocs se estructura por estudiantes que están en la etapa de elaboración de su trabajo final de grado para obtener la licenciatura en Educación en nuestra Universidad.

Un punto importante en este camino es la determinación de la plataforma donde se desarrolla el curso, que al igual que los dos mooc anteriores recalló en Facebook.

Por qué Facebook como plataforma para el Mooc.

Son varias las razones por las que preferimos esta plataforma a las clásicas donde se desarrollan los Mooc.
  • La masividad de la Red. Su fácil acceso y navegación desde cualquier tipo de dispositivo. La comodidad en su manejo.
  • La horizontalidad de las relaciones propio de las redes y contraria a las plataformas tipo LMS.
  • El grupo creado para el curso permanece abierto y se puede acceder de manera permanente, son restricciones, lo que en otros términos significa un mooc perpetuo.
  • Se eliminan los problemas de acceso, claves y otros que se concentran en muchos sistemas cerrados.
  • Al no ser una plataforma dedicada a la instrucción se favorece la creatividad de los participantes y de los organizadores del curso.

Evidentemente también existen puntos en contra:
  • La variedad de mensajes que se generan durante el curso.
  • La dispersión de la información clásica en Facebook, así como la posibilidad de perderse debido a la cantidad de grupos y páginas a los que pertenecen la mayoría de los usuarios.
Todos estos elementos forman parte de la metodología empleada para el Mooc y que serán analizadas en otro comentario.
Por último lo invitamos al Mooc, que se inicia este 4 de mayo.