viernes, 5 de junio de 2015

La dinamización de actividades virtuales

Escribe Marta Merino


La comunicación es sin duda una de las principales competencias que debe dominar todo formador virtual y un ejemplo práctico de aplicación lo podemos ver en la dinamización de actividades virtuales.

Para que un formador pueda cumplir con su función debe conocer en profundidad las características de su rol y las habilidades que necesita para desarrollarlo.

En este sentido una buena aproximación es la que realiza Gilly Salmon, de la Open University,  con un modelo centrado en factores afectivos, de motivación y confianza  y que contempla  5 etapas diferenciadas:
Five_stage_model
En cada una de estas etapas el docente debe desarrollar competencias específicas de comunicación y dinamización  y   competencias transversales como la resolución de problemas y el soporte técnico:

1) Acceso y motivación: en esta primera etapa lo prioritario es confirmar el acceso individual de los participantes e introducirlos en el ambiente virtual. El docente debe ofrecer soporte y solucionar las posibles incidencias técnicas que se produzcan durante este primer acceso.

2)Socialización online:  los participantes establecen sus identidades en línea e inician la interacción entre ellos.  El docente facilita la familiarización y promueve un ambiente adecuado para el aprendizaje y el intercambio de opiniones.

3)Intercambio de información:  se produce el intercambio de información y se incrementa la interacción. La cooperación es un elemento importante para conseguir los objetivos. El docente facilita la información relacionada con las tareas y ofrece soporte relacionado con el uso de los materiales y recursos de consulta.

4) Construcción de conocimiento:  el grupo se relaciona a través de la discusión con el objetivo de construir conocimiento. El aprendizaje se extiende y la existencia de diferentes perspectivas facilita generar aprendizajes activos.  El docente en esta etapa interviene para facilitar el proceso.

5) Desarrollo:  en esta etapa los participantes buscan alcanzar objetivos personales y reflexionar sobre los procesos de aprendizaje.  El docente debe asesorar, responder y  proporcionar información complementaria al material de aprendizaje.

Para más información sobre este modelo:

Tomado de Ordenando la Red con permiso de su autora.

1 comentario:

JULIO FABIAN BASOALTO dijo...

En el contexto actual el docente debe capacitarse, las escuelas se encuentran con personal docente en la brecha digital, hac falta una renovación cultural docente, aquel que se encuentre en condiciones debe jubilarse y darle paso a la siguiente generación.