miércoles, 17 de octubre de 2012

30 días, 30 redes sociales. Un curso entre todos

Escribe: Carlos Bravo


Recientemente finalizó el primer curso en la plataforma de la Red CUED, con el título “30 días, 30 redes sociales” donde se admitió la inscripción de 50 personas.

Una vez terminado el curso se impone un análisis de los resultados, con el objetivo de servir de base al desarrollo de otros cursos que de seguro se impartirán en nuestra Red. En este primer trabajo comentaré sobre la preparación inicial del curso. 

Lo primero a considerar es cómo identificar el curso; es un MOOC (massive online open course),  o un Recurso educativo abierto (OER) o simplemente un curso abierto.

Los MOOC son los cursos que se imparten con carácter regular o formal en instituciones educacionales y que se “abren” mediante la Red a la participación masiva. En otras palabras cuentan con un conjunto de documentos previos, medios y métodos probados en otras situaciones y con un personal entrenado y con experiencia en el tema tratado.

Nuestro curso no puede inscribirse en ese criterio, no cumple con ninguna de las características señaladas. Me inclino a considerarlo como un curso abierto, donde un grupo de interesados se reúnen para opinar sobre un tema único y en conjunto arribar a conclusiones que quedan plasmadas en varios documentos, abiertos a la lectura de todos los interesados. Es esta última cualidad la que me permite su catalogación.

Añado que su desarrollo toma como base a la educación a distancia, al tomar en cuenta los indicadores citados en un reciente trabajo del Dr Lorenzo García Aretio. En él se establecen cuatro importantes características; separación en el tiempo y el espacio, trabajo independiente de los participantes, comunicación mediada a través de varios recursos y el respaldo de una organización.  Por tal razón inscribimos el curso “30 días, 30 redes” dentro de un ambiente abierto y a distancia.

El segundo aspecto a considerar en el análisis es la organización y estructura del curso. Al igual que en cualquier otra forma de superación el curso “30 días, 30 redes sociales” tuvo una base organizativa de carácter didáctico que parte desde la necesidad, la caracterización de los participantes, la determinación de los objetivos, hasta la selección de métodos y medios.

La necesidad del curso se demostró a partir de los variados comentarios emitidos en tres publicaciones anteriores en este blog (Moodle de un lado y las redes socialesdel otro), además de la gran cantidad de opiniones que se pueden leer en la RedCUED tanto en su blog, como en los enlaces a otros trabajos, videos y diferentes medios sobre las redes sociales. 

Los participantes del curso, pertenecen a la Red CUED, profesionales que dedican parte de su tiempo a la educación a distancia, por lo que la mayoría tienen experiencia en el campo educacional.
Con los anteriores campos de trabajo establecidos se diseñaron dos objetivos para el curso: 

  • Valorar la importancia de las redes sociales en la actividad educacional a través del análisis de sus características y funciones.
  • Demostrar la utilidad del desarrollo de un curso abierto en la red social de la Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (Red CUED).

Consideramos que ambos objetivos se cumplieron. El primero de ellos se evidencia con la creación colectiva de dos documentos importantes. En estos se analizan desde cuatro indicadores principales el uso de las redes en la actividad educacional.  

El segundo objetivo también cumplido durante el curso, demostró a partir de las diferentes intervenciones en los foros de discusión y en los restantes documentos procesados que es posible desarrollar un curso abierto en nuestra Red. 

En un próximo trabajo comentaré sobre el desarrollo del curso, partiendo de los documentos creados y los métodos utilizados durante el curso.

 García Aretio, LorenzoQué es educación a distancia. http://aretio.hypotheses.org/203