lunes, 25 de julio de 2016

Surfeando la tecnología

Escribe Ángel Fiallo 

clase
Dicen que si no puedes parar las olas debes surfearlas. La tecnología es una ola imparable que todo lo que acoge en su manto lo transforma. Nuevos servicios, nuevos productos, nuevas profesiones, nuevas formas de realizar las actividades que han calado tan profundamente que muchas personas no sabrían vivir sin ellas.
Sin embargo en las aulas, la educación se ha vuelto conservadora, es difícil transformarla, es difícil que cambien los métodos, es difícil que se admita el poder transformador de la tecnología y para ello no dudamos en usar la carta de tener la última palabra en forma de nota. En este contexto conservador algún profesorado se ha vuelto dictador, en los últimos años se utiliza mucho la palabra “prohibir”. Se prohíben los móviles, se prohíben las Tablet, se prohíben los ordenadores e incluso se prohíbe la conexión Wifi.
Esta actitud lo que hace es aislarnos más del mundo exterior, hace que cada vez más nuestro alumnado busque otras alternativas en la llamada formación informal: suelen consultar más Youtube que sus propios apuntes. Nuestro alumnado busca fuera del aula todo lo que no encuentra en ella, lo que hace que reciba más estímulos educativos fuera del aula que dentro de ella.
Creo que es un error tratar de parar la ola tecnológica, como también lo es dejarse arrastrar por ella. Debemos surfearla, utilizarla como una onda portadora donde podemos navegar y controlar la situación. Tarde o temprano tendremos que hacerlo.
Si este verano va a la playa observe la majestuosidad de las olas, no piense en que pueden arroyar con todo lo que encuentren en su camino. Por unos minutos piense que es usted una de esas personas que hacen surfing, sienta el viento en su cara, sienta como puede controlar su tabla de surf, seguramente todo esto le ayudará a amar las olas.

Tomado de Innovación educativa con permiso de su autor