martes, 8 de octubre de 2013

El tsunami de los recursos educativos abiertos “de texto”

Publicado por: Miguel Zapata-Ros (Universidad de Alcalá)

No hace mucho paseaba por librerías y grandes almacenes. Había colas para pagar en las cajas y dos filas de personas en los estantes y en los expositores, casi arrebatándose los libros de las manos. Algunas librerías hacen caja para el resto del año. Es septiembre la época de los libros de texto. La prensa se hace eco (Diario El Correo del 28-8-2013):


VUELTA AL COLE
 

Los editores lamentan que los recortes de las ayudas para la compra de manuales incidan «en la capacidad de gasto de las familias»

Por niveles, el precio aumenta este curso el 1,3% en infantil; el 1,1% en primaria y secundaria obligatoria (ESO) y el 0,9% en otras enseñanzas medias, siempre menos que el curso pasado. «La moderación no parece que vaya a tener repercusión en la evolución del mercado, ya que la drástica reducción de las ayudas públicas a la educación en general y a la compra de libros de texto en particular repercutirá muy negativamente en la capacidad de gasto de las familias».

En las noticias de televisión aparecía una señora que de forma agobiada, y realmente lo estaba, pedía un esfuerzo para que los padres, también agobiados por la crisis, hicieran gestiones ante las autoridades para mejorar no sé qué cosa en la regulación de los libros de texto, y sobre todo pedía organizar la reutilización de estos libros, usados, en mercadillos familiares.

Ante esta imagen me vino a la memoria el vídeo, que todos hemos visto, donde un turista recoge apresurado la sombrilla y los útiles de la playa segundos antes de que llegue el tsunami.

El marco de los libros de texto, que ha perdurado durante décadas y que es la base fundamental de la práctica educativa en todos los niveles, se va a ver sometido a una convulsión que va a afectar a sus estructuras más profundas, aunque pensemos que este fenómeno tiene unas raíces muy fuertemente agarradas en la estructura más profunda del mundo educativo: Los maestros que deciden los libros y los utilizan como base de su programación de aula, a los autores, al mundo de la distribución, la edición, el diseño,… al de las instituciones oficiales que deciden el currículo y los textos, a las familias,.. Y a los propios alumnos a la hora de enfrentarse y en cómo se enfrentan con sus actividades.

El primer planteamiento posible es muy sencillo y muy factible, todavía son pocos los que se han dado cuenta, porque es muy cercano conceptualmente al marco actual. No implica la inseguridad y el temor que conllevan los cambios radicales. Consiste simplemente en que algunos profesores, los autores, editen en edición 2.0 saltándose el mundo editorial. Es decir utilizando un sistema como el de Amazon. Yo lo he utilizado con textos para un nivel educativo un poco distinto, el de Máster Universitario. Lo he hecho experimentalmente, ha sido como un experimento casero, poco elaborado y de principiante, con el material “La Sociedad Postindustrial del Conocimiento: Un enfoque multidisciplinar desde la perspectiva de los nuevos métodos para organizar el aprendizaje”. Por cierto recomiendo la interesante colección Great Books for Teachers (Grandes libros para maestros). Pueden ver que no solo el contenido, sino el diseño es sugestivo. Y satisface las expectativas de los que ven el papel como un distintivo de excelencia.

Con este procedimiento, sin pérdida sustancial de la calidad, nos podemos encontrar con un sistema distribuido de libros de texto, o de materiales educativos, impresos en papel o en versión e-book, a través de Internet y con envíos domiciliarios a un precio que puede suponer UN 90% (UN NOVENTA POR CIENTO) MÁS BARATO. Un texto de 30€ puede ponerse perfectamente a 3€. Y sobre todo personalizado a un contexto educativo mucho más preciso. Esto se basa en que la edición no cambia el coste de las unidades sea cual sea la tirada. Y sobre todo que la imagen de un libro en papel por este método, en su formato y en su aspecto, no cambia sustancialmente con relación al libro tradicional.

Seguramente los editores y los grupos de interés alegarán que este tipo de edición, fuera de control (el suyo), no garantiza la calidad. Más abajo veremos que asegurado el ajuste a los currículos del mismo modo que actualmente se hace con las programaciones (por no salir del marco preceptivo actual) este procedimiento como el que sigue ofrece un ajuste mayor a las expectativas y perfiles de aprendizaje de los alumnos, en la línea de lo que estudian las teorías del aprendizaje, del diseño instruccional, de los learning objects (LO), de la secunciación, de los metadata instruccionales, etc. palabras si se quiere muy técnicas pero que responden a procedimientos muy elaborados que mejoran y personalizan, desde el punto de vista de la eficacia de los aprendizajes individuales, los recursos educativos. Evidentemente no se trata de competencias triviales las que hacen falta por parte de los que elaboran estos recursos. Pero eso es algo no baja ni sube por el procedimiento de hacer los libros de texto, en cualquier caso habrá que asegurarlo.

La segunda opción es de más calado, y tiene su origen en los planteamientos más innovadores y disruptivos de las formas en cómo se organiza la enseñanza y en cómo los estudiantes aprenden. Procede del mundo de los OER (Open Educational Resources o de los REA en español: Recursos Educativos Abiertos), que a su vez proceden de los objetos de aprendizaje. Es curioso porque ambos asuntos los inicia el mismo teórico: David Wiley, padre de los LO, y de cuya tesis arranca y es continuación la mía… salvando enormes distancias.

El tsunami ya se ha producido, tardará más o menos en llegar a nuestra costa pero llegará. Se ha producido, tiene su origen en la iniciativa Lumen Learning liderada por David Wiley en Utah. Esta iniciativa, Lumen learning, ha sido desarrollada inicialmente en ocho institutos de Utah, en el proyecto Kaleidoscope.
Lumen tiene un íntimo vínculo con los OER, está descrito en http://www.lumenlearning.com/lumen

Los OER se producen por la convergencia de dos líneas de desarrollo tecnológico: una la constiotuye la línea del apoyo pedagógico de la tecnología al aprendizaje que son los Objetos de Aprendizaje. La otra es la parte más elaborada pedagógicamente del Open Accesss, movimiento que, en su versión genuina, pone al alcance de los investigadores y universitarios la publicación de otros investigadores de forma abierta. Y que nace como respuesta al monopolio de la publicación científica ejercida por el JCR, y empresas y agencias anexas.

En la versión de Lumen los Recursos Educativos Abiertos (OER ) suponen una opción, sin beneficios, para reducir los costos de los las instituciones y de los estudiantes y sus familias, con el valor añadido más importante: mejorar el rendimiento del estudiante, merced a la aplicación de los modelos teóricos de Wiley en los últimos años.

Sin embargo no todo es teoría, hace falta emprendimiento. Muchos directivos de instituciones y de administraciones no están seguros. No encuentran la forma eficaz para unir con éxito los OERs al mundo de los libros de texto. Y sobre todo temen la reacción de sus instituciones, profesores y alumnos.

Ahí entra el emprendimiento LUMEN, con la visión de la educación abierta de David Wiley unida a la visión del estratega de la empresa Kim Thanos. Pueden ver su historia aquí. Y también la del proyecto Kaleidoscope

Igualmente puede informarse más sobre la Iniciativa Open Course Kaleidoscope en la página del proyecto..

A partir de esta experiencia se han constituido en una consultaría que asesora y realiza el cambio a centros con REA en sustitución de libros de texto

Bajo esta nueva perspectiva ¿Qué son los recursos educativos abiertos para Wiley y Lumen?

Los recursos educativos abiertos (REA) ayudan a la enseñanza y al aprendizaje, y difunden los resultados y recursos de investigación que se encuentran enl dominio público o han sido puestos en acceso abierto con una licencia de derechos de autor que permite su uso libre y la reutilización por otros. Los recursos educativos abiertos incluyen ahora, se organizan, en asignaturas o en cursos completos, en materiales para cursos o asignaturas, en bloques de contenidos para módulos o para unidades didácticas, en libros de texto, en unidades de vídeo, en colecciones de ejercicios, en artículos de revistas, y en cualquier otra forma de herramienta o de materiales que se puedan usar para apoyar el aprendizaje. Se puede ver una explicación más profunda sobre el significado de los REA que le atribuyen Wiley y sus colegas en la página de Recursos Educativos Abiertos. Esto tiene su origen en la conceptualización de Wiley sobre los objetos de aprendizaje reutilizables que hizo en su tesis.

Pero él no incluyó uno que consideramos básico que es LA GUÍA DIDACTICA, cuya definición y características pueden ver en mi tesis y posteriormente en un trabajo sobre diseño instruccional de MOOCs y cursos personalizados

Pero además para Wiley los objetos de aprendizaje tienen un sentido clave, que es la reutilización (curiosamente esta era una reivindicación de la madre española de la entrevista en TV). En los REA, según Wiley, la característica básica son las cuatro erres (4R). Pero ahora en clave de permisos: Los REA son materiales educativos que otorgan a los usuarios los permisos “4R", que incluyen permiso gratuito a:

Reutilización
Se puede utilizar el contenido en su forma original inalterada / literal (haciendo una copia del contenido, citando procedencia, autores, etc)
Revisisión
Modificar adaptando, ajustando, supuestamente parar mejorar, o modificando el contenido sin que afecte al sentido o a su naturaleza (por ejemplo, traducir el contenido a otro idioma, con otros ejemplos o metáforas, etc)
Remezclar
Se puede combinar el contenido original, o revisado, con otros OER para crear uno nuevo (por ejemplo, incorporar el contenido en un hangout)
Redistribuir
Compartir copias del contenido original, sus revisiones, o sus remixes con otros (por ejemplo, enviar una copia del contenido en línea para que otros la descarga)

Nótese que en algunos casos son reproducción exacta de los permisos Creative Commons.

Nosotros añadimos, aunque no tenga r otro permiso: organizar, que implica incluir los recursos en secuencias con sentido en un conjunto de REAs, en una carrera, una asignatura, un bloque de contenidos o bien que implica la adecuación a perfiles de aprendizaje. Esto se puede hacer con metadata y está muy desarrollado en otros documentos, en mi tesis y en los vídeos de la Khan Academy..

Los REA no constituyen una utopía, de acuerdo con Creative Commons, la agencia de licencias más populares para los OER, hay más de 500 millones de unidades de materiales con licencia abierta en línea:
Los REA pueden mejorar la educación mejorando el aprendizaje, pero ahora, en esta crisis, a la gente le interesa casi más hacer que su dinero sea eficiente y ahorrar, y a las instituciones también, las administraciones que tienen la responsabilidad de la educación y las universidades pueden reducir drásticamente los costos de planes de estudio para los gastos de la institución y también para las familias ahorrando en libros de texto para sus hijos.

De acuerdo con una investigación que realizó el Grupo de Babson, aproximadamente la mitad de todas las instituciones de EE.UU. utilizan los REA en al menos un curso y más del 65% de los responsables académicos creen que OER puede salvar su dinero de las instituciones. En esa misma investigación se evidenció que los profesores buscan constantemente recursos en línea que son fáciles de usar, de libre disposición y rápida de buscar y revisar, para aplicar en las actividades de sus alumnos. Una última conclusión es que cuando se utiliza junto en un contexto de diseño instruccional adecuado, con las evaluaciones, objetivos y actividades pertinentes los OER también pueden mejorar el resultado en términos de calificaciones de los estudiantes.

Ayer, día 4 de octubre de 2013, DavidWiley nos presentaba en un post de su blog con el expresivo título Lumen Learning Update – Saving Students $700,000 Fall 2013, los ahorros que su proyecto ha producido a los estudiantes y a sus familias en otoño del 2013: 700.000$ .

Este post ha sido publicado originalmente en Redes Abiertas. Autorizada por el autor su publicación en este Blog CUED.