lunes, 28 de noviembre de 2016

Comparativa de alfabetización mediática entre estudiantes de primaria y secundaria en la Comunidad Autónoma Andaluza (España)

EscribeIgnacio Aguaded- Universidad de Huelva (España) - aguaded@uhu.es
Isidro Marín-Gutiérrez- Universidad Técnica Particular de Loja (Ecuador) - imarin1@utpl.edu.ec  Elena Díaz-Parejo- Universidad de Jaén (España)- emdiaz@ujaen.es Resumen elaborado para el blog por sus autores, del trabajo del mismo nombre publicado en la Revista Iberoamericana de Educación a Distancia (RIED) número 18 (2) 2015



Estamos experimentando procesos de cambio en comunicación; vivimos una nueva revolución tecnológica que conllevará nuevas pautas de vida en los procesos de enseñanza-aprendizaje. Este estudio pretende avanzar en un nuevo concepto de «competencia mediática» dentro del sistema educativo. El ya clásico concepto de «competencia audiovisual» ha ido adquiriendo relevancia científica en nuestra sociedad, ya que el estudio y comprensión de los lenguajes visuales y sonoros deben convertirse en competencias básicas para los estudiantes, con el fin de «empoderar» a la ciudadanía contra los sesgos e incluso manipulaciones de la imagen, ya que el desarrollo informativo y la irrupción de tecnologías emergentes avanza a un ritmo trepidante.

EL CONCEPTO DE «COMPETENCIA» EN EL CAMPO AUDIOVISUAL

Este término proviene del mundo empresarial aunque se ha ido introduciendo en el mundo universitario y académico. Se entiende por competencia una combinación de conocimientos, capacidades y actitudes que se consideran necesarios para un determinado contexto. En el campo audiovisual el concepto hace referencia a conocimientos, capacidades y actitudes con las que cuenta la persona en lo relacionado con el mundo audiovisual, así como a la capacidad que tiene la persona de codificar y decodificar los mensajes audiovisuales. Así, el término «competencia mediática» o «digital» va tomando consistencia en las áreas educativas y tecnológicas.
Se han consensuado a nivel de los expertos seis competencias clave para la educación para los medios: comprensión, capacidad crítica, creatividad, consumo, ciudadanía y comunicación intercultural.

SITUACIÓN ACTUAL DEL CONOCIMIENTO MEDIÁTICO

La UNESCO quiere hacer más fuertes a las personas mediante la alfabetización mediática para promover la igualdad de acceso a la información y añadir valor a la sociedad basada en el conocimiento. Así las personas podrían interpretar los contenidos de los medios y formular juicios de valor sobre ellos, así como desarrollar competencias para ser sus propios creadores audiovisuales. Tales competencias deberían desarrollarse para la utilización de las tecnologías, proteger a los niños contra contenidos dañinos, promover el acceso a la tecnología para los grupos excluidos, luchar contra las prácticas abusivas comerciales, fomentar la participación activa de los ciudadanos y que tengan un papel decisivo en la sociedad civil; promover la libre creatividad y la expresión artística a través de los nuevos medios y favorecer la comunicación de las personas con la audiencia.

MATERIAL Y MÉTODOS

El principal objetivo del estudio es descubrir si es posible desarrollar la competencia mediática en niños y jóvenes de Primaria y de Secundaria. En este caso concreto, se trata de determinar el nivel de competencia audiovisual, en concreto en la dimensión de Tecnología, de los estudiantes de Primaria y Secundaria cuando interactúan con los medios y las tecnologías digitales.

Metodología
La metodología utilizada en esta investigación es cuantitativa a través del uso de un cuestionario on-line. Los cuestionarios se aplicaron durante el año 2012 (desde el 8/3/2012 hasta el 15/6/2012) en las ocho provincias de la Comunidad Autónoma de Andalucía. El cuestionario para niños de Primaria (9-12 años) se adaptó visualmente ya que el grupo al que iba dirigido eran niños y niñas de 4º de Primaria (el cuestionario on-line puede consultarse en: www.uhu.es/alfamed/primaria). El cuestionario de Secundaria pierde su apariencia infantil (el cuestionario on-line puede consultarse en: www.uhu.es/alfamed/secundaria). Se recogieron un total de 467 cuestionarios en las ocho provincias andaluzas.

Tras obtener los datos, se realizó un análisis estadístico de los mismos, empleando un nivel de significatividad del 95%, empleando la prueba de Chi-cuadrado (c2) para diferenciar si las frecuencias observadas en cada una de las clases de una variable categórica han variado de forma significativa de las frecuencias que se esperaría encontrar si la muestra hubiese sido extraída de una población con una determinada distribución de frecuencias. En este artículo realizaremos la prueba de Chi-cuadrado (c2) entre la dimensión de tecnología por sexo y el nivel de competencia mediática con la edad.

Población y muestra

Esta investigación abarca a una población estudiantil de Andalucía (España). La muestra seleccionada incluye dos grupos de distintas variables por edad: estudiantes de Primaria (9-12 años) y estudiantes de Secundaria (14-17 años). El universo de estudio fueron alumnos de Primaria y de Secundaria, tanto de centros públicos como privados. Se aplicaron un total de 461 cuestionarios en primaria y en Secundaria 467 según las variables recogidas en la gráfica 1 y la gráfica 2. La muestra ha sido seleccionada aleatoriamente por colegios de todas las provincias andaluzas. Las variables son la edad, el sexo y la escuela de pertenencia. Con esta muestra no se pretende una significancia poblacional.

Gráfica 1. Distribución de la población según edad y sexo en Primaria

Gráfica 2. Distribución de la población según edad y sexo en Secundaria

ANÁLISIS Y RESULTADOS

Se presenta el análisis de la dimensión de Tecnología, ya que de todas las dimensiones analizadas, esta es la más conocida y la que mejores valores da de todas las dimensiones analizadas. Pues comprende el manejo de herramientas tecnológicas sencillas y conceptos que tienen que ver con el consumo audiovisual. La temática fue analizada con seis preguntas del cuestionario de Primaria y ocho del cuestionario de Secundaria. En el cuestionario de Primaria se pedía información sobre conceptos tecnológicos y consumo audiovisual tales como: Qué es un SMS, un DVD, YouTube, Ipod, copia pirata y la Audiencia. Los resultados de acierto de esta dimensión están registrados en la Tabla 1:

Tabla 1. Porcentaje de fallos y aciertos en la dimensión de tecnología en Primaria

Fallos
%
Aciertos
%
¿Qué es un SMS?
138
30
323
70
¿Qué es un DVD?
97
21
364
79
¿Qué es YouTube?
91
20
370
80
¿Qué es un Ipod?
180
39
281
61
¿Qué es la audiencia?
178
39
283
61
¿Qué es una copia pirata?
72
16
389
84

Luego realizamos un indicador de los aciertos (marcándolo con 1 punto) y los errores (marcando con 0 puntos) de las preguntas del cuestionario P8, P9A, P9B, P9C, P9D y P15, como se indican en la Tabla 1. Los resultados fueron desde 0 punto, que significaba que no había acertado ninguna pregunta hasta 6 puntos, en donde había acertado todas las preguntas. Así nos indicaba si conocía o no diferentes elementos mediáticos y de tecnologías. Los resultados fueron que se obtuvo una media de 4,36 y una desviación típica de 1,623.

Gráfica 3. Nivel de competencia mediática de Primaria



Posteriormente, para trabajar con los resultados, recodificamos los datos marcando que los resultados 0 y 1 como «muy Malo»; 2 como «malo»; 3 y 4 como «regular»; 5 como «bueno» y 6 como «muy bueno» dando como resultado que los estudiantes de Primaria en la dimensión de Tecnología arrojaban unos resultados de un conocimiento en tecnología muy malo del 7%, malo en un 9%, regular en un 26%, bueno en un 26% y muy bueno en un 32%, tal y como vemos en la Gráfica 3.




Gráfica 4. Nivel de competencia mediática en la dimensión de Tecnología por edad en Primaria

Al cruzar los datos del nivel de competencia mediática en la dimensión de Tecnología por sexo no descubrimos que existía relevancia. Al cruzar el nivel de competencia mediática por edad descubrimos que sí están relacionados (c2= 34,357; p= 0,004), tal y como aparece en la Gráfica 4 a mayor edad aumentan los resultados positivos en competencia mediática en la dimensión de Tecnología. También hemos descubierto que existe una relación positiva entre el nivel de competencia mediática en la dimensión de Tecnología y la provincia donde estudia el alumnado; así también ocurre con el centro donde estudia.

Tabla 2. Porcentaje de fallos y aciertos en la dimensión de Tecnología en Secundaria


Fallos
%
Aciertos
%
Sistema operativo basado en el núcleo Linux diseñado en un primer momento para dispositivos móviles
185
39,6
282
60,4
Dispositivo externo para almacenar archivos multimedia y poder visualizarlos en la pantalla de un televisor
238
51
229
49
Servicio de música digital que da acceso a millones de canciones
186
39,8
281
60,2
Dispositivo electrónico tipo Tablet PC desarrollado por Apple
93
19,9
374
80,1
Sitio Web que permite a los usuarios subir, ver y compartir vídeos
112
24
355
76
Dispositivo electrónico utilizado para almacenar los datos procedentes de cámaras digitales u otros dispositivos electrónicos
194
41,5
273
58,5
Programa gratuito basado en Web para crear documentos en línea con la posibilidad de colaborar en grupo
157
33,6
310
66,4
Lente o conjunto de lentes que permite ver las imágenes en la medida y en las características que se quiere
340
72,8
127
27,2

Hemos utilizado el mismo sistema para analizar la dimensión de Tecnología en el cuestionario de Secundaria. En el cuestionario de Secundaria se pedía que relacionaran una serie de preguntas con unas respuestas tal y como aparecen en la Tabla 2, con los resultados de aciertos y errores. Los niveles de aciertos van desde el conocimiento de las iPad en un 81,1% hasta saber qué es un objetivo (tanto de una cámara como de una videocámara) en un 27,2% de acierto.

Seguidamente realizamos un indicador de los aciertos (marcándolo con 1 punto) y los errores (marcando con 0 puntos) de las preguntas del cuestionario P16A, P16B, P16C, P16D, P16E, P16F, P16G y P16H, que son las preguntas que se encuentran en la Tabla 2. Los resultados fueron desde 0 punto, que significaba que no había acertado ninguna pregunta hasta 8 puntos, en donde había acertado todas las preguntas. Así nos indicaba si conocía o no diferentes elementos mediáticos y de tecnologías. Los resultados fueron que se obtuvo una media de 4,78 y una desviación típica de 2,427.


Gráfica 5. Nivel de competencia mediática de Secundaria

A continuación, para operar con los resultados, recodificamos los datos marcando los resultados 0 y 1 como «muy Malo»; 2 y 3 como «malo»; 4 y 5 como «regular»; 6 y 7 como «bueno» y 8 como «muy bueno» dando como resultado que los estudiantes de Secundaria en la dimensión de Tecnología arrojaban unos resultados de un conocimiento en tecnología muy malo del 13%, malo en un 16%, regular en un 25%, bueno en un 36% y muy bueno en un 10%, tal y como aparece en la Gráfica 5. Los resultados han sido peores comparados con los de Primaria pero las preguntas eran diferentes.
Gráfica 6. Nivel de competencia mediática por edad en Secundaria

Al cruzar los resultados del nivel de competencia mediática en la dimensión de Tecnología por sexo no encontramos ninguna significancia. Tampoco al cruzar el nivel de competencia mediática con la edad (Chi-cuadrado c2= 18,433; p= 0,103) tal y como aparece en la Gráfica 6. Pero hemos vuelto a encontrar la misma relación que en Primaria sobre el nivel competencia mediática en la dimensión de Tecnología y la provincia donde estudia el alumnado; así como con el centro donde estudia.

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

La alfabetización mediática requiere de una aplicación práctica. Destacamos la necesidad de elaborar investigaciones que analicen los niveles de alfabetización en la comunidad educativa.

Para que una persona se desenvuelva de forma autónoma en este nuevo siglo es necesario que conozca el lenguaje de los medios de comunicación en esta plena era digital. Toda persona debe conocer los distintos lenguajes de los medios, sus estilos y técnicas, sus códigos de interpretación del mundo. La competencia mediática, como capacidad para interpretar mensajes audiovisuales de forma crítica y reflexiva, no surge de forma espontánea con el simple consumo de medios; más bien, es una consecuencia de acciones educativas planificadas que se deben de implementar en el currículum escolar y en el seno de los hogares. Es necesaria la introducción de la asignatura de educación mediática en el currículum escolar de Primaria y de Secundaria.


o   Para citar esta entrada:

Aguaded, I., Marín-Gutiérrez, I., y Díaz-Parejo, E. (2015). La alfabetización mediática entre estudiantes de primaria y secundaria en Andalucía (España). RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia, 18 (2), 275-298.