viernes, 11 de noviembre de 2016

Narramos para darle sentido a nuestras vidas

Escribe Carlos Magro



Pensábamos que ir a la biblioteca nos hacía más sabios, que asistir a la escuela nos educaba y que pasear por un museo nos acercaba a lo irrepetible pero hoy la información es abundante y ubicua, el aprendizaje sucede en cualquier lugar y en cualquier momento, la realidad es construida y todo, incluida la misma realidad, es replicable hasta el infinito.
Exploring the role of entanglement in brain physiology. Rosario Gulino. CC 4.0 by-sa
Exploring the role of entanglement in brain physiology. Rosario Gulino. CC 4.0 by-sa
¿Qué sentido tienen hoy la biblioteca, el aula o el museo cuando el conocimiento es abundante, accesible y está por todos los lados?. Cuando todos los días cruzamos varias veces la frontera entre lo real y lo virtual, la copia y el original, lo formal y lo informal.
¿Qué buscamos hoy cuando vamos a la escuela, a la biblioteca o al museo? ¿Qué papel jugamos? ¿Seguimos siendo solo alumnos, oyentes, lectores y espectadores? ¿Sigue teniendo sentido la distinción entre creador y espectador, entre autor y consumidor, entre experto y lego, entre profesor y alumno?
¿Qué diferencia a una escuela de una biblioteca o a un museo de un archivo si todos parecen ocuparse más de transmitir que de crear, de preservar el pasado que de construir el futuro?.
Josh's New Wheelchair. Anna Jones. CC 2.0 by
Josh’s New Wheelchair. Anna Jones. CC 2.0 by https://flic.kr/p/4i5oEH
¿Cómo están enfrentado las instituciones culturales las oportunidades y desafíos de la sociedad digital?¿Qué nuevas prácticas y formatos se están explorando? ¿Están las tecnologías facilitando que las instituciones culturales repiensen su papel social y educativo? ¿Cuáles son los nuevos modelos de institución cultural que están surgiendo? ¿Cómo lo digital está transformando las acciones y los formatos educativos en el ámbito cultural? ¿Es la “educación cultural”, a través de su capacidad para la creación, apropiación y actuación sobre nuestra realidad, el espacio natural para la resignificación de las instituciones culturales? ¿Permiten las nuevas narrativas a las instituciones culturales ir más allá de su tradicional papel de garantes del pasado para convertirse en espacios de creación de futuros colectivos?
Si educar, como dijo Paulo Freire, no es transferir conocimiento sino crear las posibilidades para su propia producción o construcción. Si educar no es formar, sino transformar como también dijo Freire y nos recordó Rufino Ferreras, la pregunta que surge es si ¿están las instituciones culturales, a través de su “función educadora”, asumiendo por fin su papel como agentes de innovación y transformación social y no solo como agentes de transmisión?
Sobre estos temas conversé el viernes 28 de octubre con Rufino Ferreras, responsable de desarrollo educativo del Museo Thyssen-BornesmizaMarcos García, director del Medialab Prado y Roberto Romero, socio fundador de Future LightHouse en la mesa redonda sobre nuevos formatos para la educación cultural que organizó la Biblioteca Nacional en el marco de su Jornada de Narrativas Digitales en el ámbito de la cultura.
Public Library of Cincinnati & Hamilton County
Public Library of Cincinnati & Hamilton County
Estaba previsto que habláramos de nuevos formatos para la educación cultural pero al final hablamos poco de formatos y mucho de formas. Poco de contenidos y mucho de procesos. Poco de tecnologías concretas y mucho de cambios culturales. Hablamos de narrativas y de nuevos lenguajes. De narrativas que dan sentido a nuestras vidas y de narraciones colectivas. Hablamos de educación expandida y atención personalizada. Hablamos de la búsqueda de sentido de las instituciones culturales tradicionales y del surgimiento de nuevas instituciones. Hablamos de “nuevas” narrativas y de cómo éstas están permitiendo a las instituciones nuevas maneras de relacionarse con sus públicos. Hablamos de crear entornos donde estas instituciones no se limiten solo a conservar pasados sino también a construir futuros. Lugares donde atender la diversidad y la transdisciplinariedad. Espacios para ir a aprender, en el sentido que le daba Edgar Morin. Espacios donde no vamos a apropiarnos de la verdad sino a dialogar con la incertidumbre. Lugares de encuentro, experimentación y producción. Espacios donde las personas se junten para hacer cosas juntos. Espacios, como dijo Marcos García, para aprender haciendo, juntos y en público.
jeromebruner_cmagro
Os dejo la grabación de las dos sesiones de la tarde.


Tomado de co.labora.red con permiso de su autor